UN REVOLUCIONARIO VIVE COMO REVOLUCIONARIO
   
 
  POLIDORO PINZON
á.






 

POLIDORO PINZÓN Y EL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL DE LOS 50
Por Olmedo Beluche
 
A Martín Castillo, Carlos Bichet, Omar Sandino
y demás dirigentes estudiantiles sancionados
por las protestas del 25 de mayo de 2012
 
A inicios de la década de 1950, Santiago de Veraguas era una capital provincial lejana, pequeña, pobre, basada en una agricultura apenas sustentable. El único factor dinamizador de su economía, que impidió su completo olvido por parte de los gobiernos oligárquicos de la época, obligándolos a una asignación presupuestaria y revitalizándola con cientos de jóvenes que acudían a ella cada año, era la Escuela Normal, fundada en 1938 por el presidente Juan D. Arosemena. Allí, en su internado, se forjaron las generaciones de educadores panameños quienes, al regarse por todos los rincones de la patria, contribuyeron a dar forma al estado nacional panameño.
 
Allí se formó mi madre, la maestra Débora Velásquez. Allí, en la lucha más tenaz que registre la historia de Santiago, ella se conoció con mi padre, Olmedo Beluche Barichovich, activista de la Federación de Estudiantes de Panamá (FEP) cuando, en 1952, el gobierno intentó desgajar la Normal, sacando el internado de varones para la ciudad de David. Esa lucha impactó la conciencia del adolescente Polidoro Pinzón cimentando el carácter del líder estudiantil y revolucionario que sería después.
 
En junio de 1952, los estudiantes, el pueblo, e incluso los comerciantes de Santiago se organizaron en el “Comité de Defensa de la Escuela Normal”, para impedir su desgajamiento. Durante la huelga de 18 días, que incluyó la constitución de Milicias Populares, la toma del puente sobre el río San Pablo, y otras medidas radicales, destacaron personalidades de la comunidad, que luego serían referentes nacionales, como: Manuel Celestino González (“Gonzalito”), Carlos Francisco Changmarín, Julio Herrera, Milciades Amores y Beby Rivera. De boca de mis padres he escuchado muchas veces el relato de este acontecimiento, que le costó a mi madre ser eliminada del Cuadro de Honor, en represalia por su papel en la lucha, por parte de la directora de la Normal, la represora Berta Arango.
 
La huelga de la Normal del año 52, que en realidad fue la insurrección de Santiago por la enormidad de la participación popular, constituyó el hecho que forjó el nexo de continuidad del movimiento estudiantil panameño, desde la generación combativa de 1942-47, que fundó la FEP y luchó contra las bases militares yanquis en el 47; a la generación posterior, de la segunda mitad de los 50 e inicios de los 60, que realizó el movimiento de “Siembra de Banderas”, la “Operación Soberanía” en Zona del Canal (57-59) y la gran Gesta Heroica del 9 de Enero de 1964, a quienes debemos la soberanía de que hoy goza la República sobre el Canal de Panamá.
 
Así como la Generación del 47 nos legó figuras surgidas del movimiento estudiantil (como Jorge Illueca, Carlos I. Zúñiga, y parejas históricas como Humberto Ricord/Elsie Alvarado, Ramón H. Jurado/Jilma Noriega, Carlos Calzadilla/Diamantina de Calzadilla,  y tantos otros); la Generación del 50, forjó líderes estudiantiles de la talla de Floyd Britton, Rolando Murgas, Eduardo Santos Blanco, Ricardo Ríos, Cleto Sousa y el propio Polidoro Pinzón, entre muchos.
 
Polidoro, quien fue de los refundadores de la FEP, en 1957, de cuyo Consejo Ejecutivo Federal fue vicepresidente, acompañando a Floy Britton (presidente) y a Andrés Cantillo (secretario general).  En la lucha contra la rectora antiestudiantil, la inefable Berta Arango, refunda la Asociación Federada de la Escuela Normal (AFEN), que presidió como secretario general en el periodo 1957-59, acompañado de Rolando Murgas, Euribíades Herrera y Panamá Solís, entre otros. En 1958, codirigió el movimiento huelguístico estudiantil, esta vez de alcance nacional, que demandaba  mejoras a la educación y donde fue asesinado el joven José Manuel Araúz, al cual Polidoro le dedicó un poema que empieza: “Recuerdas, José Manuel, José Manuel, te acuerdas, nos vimos una mañana en que tu sonrisa se quebró para siempre..”.
 
Pese a que la huelga consiguió un acuerdo con el gobierno de Ernesto de la Guardia, conocido como “El Pacto de la Colina”, por haberse firmado en la Rectoría de la Universidad de Panamá, el 29 de mayo de 1958, en el que las autoridades se comprometían a cesar la represión al movimiento estudiantil y atender sus demandas, pocos meses después fue violado el acuerdo, desatándose la persecución de los dirigentes estudiantiles, incluyendo a Polidoro, cuya casa fue múltiples veces allanada y su familia acosada.
 
Polidoro fundó el Movimiento de Acción Revolucionaria (MAR), en febrero de 1959, junto a Floyd Britton, su hermano Rodrigo y Eduardo Santos Blanco. Esta fue la organización que dirigió el movimiento de Cerro Tute, primer y efímero grupo guerrillero de Panamá que, imitando al Movimiento 26 de Julio dirigido por Fidel Castro en Cuba, subió al Cerro Tute en Santa Fe de Veraguas, en 1959, para luego ser diezmado por una tropa comandada por Omar Torrijos Herrera, el cual recibió múltiples heridas de los jóvenes guerrilleros. Allí murió en combate su hermano Rodrigo Alonso Pinzón. Polidoro pudo escapar por ser conocedor de la región y recibir el apoyo de muchos campesinos que le ayudaron a escapar.
 
Teniendo que exilarse en Chile pasando posteriormente por la Cuba revolucionaria, para retornar a Panamá en 1960.En 1961, volviendo del exilio, participa en la fundación del partido de izquierdas Vanguardia de Acción Nacional (VAN), dirigido por Jorge Turner, y el Frente Unido Revolucionario (FUR).
 
Para no perder la memoria de este gran dirigente estudiantil, su hermana, Berta Pinzón C., ha publicado recientemente el libro “Polidoro Pinzón. Poesía y Revolución”, lleno de documentos inéditos, incluidos documentos políticos, poesías, cuentos y una biografía forjada a varias manos. La razón del libro queda expresada por Berta en su introducción: “… algunos elementos que fueron parte del movimiento (de Cerro Tute, y otros que no, nota de O.B.) todos ellos, han tergiversado de una u otra forma, en algunos casos de forma premeditada y por intereses personales; y en otros casos, deja abierta la duda razonable…”.  Por eso, Berta publica documentos importantes del movimiento guerrillero que permanecían inéditos, escritos de la propia mano de Polidoro. Por ellos conocemos la lista de los 18 miembros del grupo, y sus cuatro comandantes (en su orden de rango: Samuel Gutiérrez, Rodrigo A. Pinzón, Jaime Padilla Béliz, Rosemberg Valero e Isaías Chang).
 
De su relato también conocemos los hechos en que cayeron muertos en combate los guerrilleros, entre ellos Rodrigo, y en que fue herido Omar Torrijos. Uno de los aspectos más interesantes de este libro es que recoge la obra literaria de Polidoro Pinzón, en gran medida desconocida hasta ahora, compuesta de numerosos poemas de buena calidad, cinco cuentos y varias cartas personales y políticas.  La obra está complementada por poemas y artículos que reconocidas figuras nacionales han dedicado a Polidoro
 
Polidoro Pinzón muere en la ciudad de Panamá, el 11 de julio de 1961, en circunstancias no esclarecidas del todo hasta ahora. Una bomba lo mata en el comedor del apartamento en que vivía con sus hermanas y en el que se encontraba reunido con sus compañeros de lucha: Enriques Morales, Bolívar Franco y Meráldo Pascual. Días antes, el 4 de julio, hubo violentas protestas en Panamá, en las que participó Polidoro, contra las celebraciones que, hasta ese año, hacían los norteamericanos para celebrar la independencia de Estados Unidos. Las organizaciones populares y de izquierdas se oponían a esa celebración por considerarla un atentado a la soberanía nacional. Según relata Berta Pinzón, los días posteriores sintieron el seguimiento de agentes del aparato de la seguridad del Estado en torno a su casa.
 
Ese día, luego de llegar del trabajo y cenar, con los mencionados compañeros, con Polidoro y su hermana Yadira, Berta se retira a la habitación faltando cinco minutos para las ocho de la noche, cuando una explosión la deja semiinconsciente. Al salir ve el cuadro dantesco, el cuerpo de su hermano y las múltiples quemaduras de su hermana. Los enemigos de Polidoro, es decir, la Policía del régimen de Roberto Chiari, se encargaron de regar la especie de que la bomba había sido hecha por el propio Polidoro. Pero, como me ha dicho recientemente el profesor Federico Blanco, hermano de Eduardo S. Blanco (caído en el Tute), esa versión es absurda, ya que Polidoro jamás manipularía una bomba ante sus hermanas a las que quería, igual que a su madre, más que a cualquiera. Sus compañeros siempre denunciaron que la bomba fue puesta por la seguridad del Estado, y enviada a Polidoro disfrazada como un paquete que le mandaba su madre desde Santiago. ¿Quién entregó la bomba? Es fuente de especulaciones y las memorias de Berta tampoco señalan a nadie en particular.
 
Cerremos con algunos versos de Ramón Oviero en su “Carta a Polidoro Pinzón. Donde se encuentre”: “Para tocar tu nombre detenido/en medio de una noche sin origen,/no sé si llamarte camarada, miliciano de estrellas,/portador del arado, consigna y voz de pueblo… Aquí te niegan y nos dicen que no existes/ Pero en las corrientes subterráneas, cuando/ La noche cierra sus compuertas y ponemos/ El oído cerca de los surcos, escuchamos/ Tu voz, tus pasos desbocados o, tu palabra/ Que reúne difuntos camaradas/ Sabemos que estás en las campiñas,/ Donde haya soledad, donde el banano/ Es explotado y sus obreros. Donde/ El hombre se levante y proteste contra el gringo,/ Donde exista un canal, donde asesinen,/ Sabemos que tu voz y tu poesía/ Sigue aún entre nosotros…”.
 
Panamá, 17 de junio de 2012.
 

 







Santiago, 14 de abril de 1959.

Señor Carlos Tovar

Fiscal del Circuito de Santiago

Estimado Señor:

Mi calidad de dirigente del movimiento revolucionario que hoy a penas cumple su primera etapa de adecentamiento por una recta renovadora, me había impedido dirigirme en ocasión anterior a usted con el objeto de aclarar los hechos de Roblito en Quebrada Grande del Cuay, hechos de los cuales fui testigo y parte afectada. Me anima el deseo de contribuir al desenvolvimiento de la justicia en el país y que caiga todo el peso de la misma sobre los que tan arteramente ultimaron a mis compañeros y amigos Rogelio Girón Rivera y Domingo García, muertos ambos en la criminal emboscada preparada por el sargento López.

Que se aclaren los hechos, se establezcan responsabilidades y comparezcan a los tribunales quienes se aprovechan de la situaciones críticas de la nación para dar rienda suelta a sus instintos bestiales. Dos jóvenes han dado su sangre generosa en las altas cumbres del Tute. Dos jóvenes sinceros, sin ambiciones personales ni pasados tenebrosos. Muchos caeremos, pero a la hora de las cuentas la verdad brillará en toda su magnitud.

Permítame, pués relatar lo acaecido...

El miércoles 8 del mes en curso nos encontrábamos en camino al Cerro Tute, por las márgenes del río Cuaycito el jóven de 22 años Rogelio Girón y yo. Nuestro propósito era el de establecer contacto con las fuerzas rebeldes que operaban en el banquillo. A eso de las 10 de la mañana en mención se unió a nosotros el estudiante de la Escuela Normal de Santiago, Domingo García. García no portaba armas de ninguna clase sólo llevaba al hombro una bolsa conteniendo una manta y ropa de uso externo.

Conocedor como soy de la región le pedí a García, dada su escasa edad (15 años), que regresara a Santiago por donde había venido. Y todavía suenan en mis oidos, señor fiscal, las palabras de Mingo «como cariño­samente lo llamábamos»: «Yo también tengo ideales y como tú tengo derecho a defenderlos». Entonces callé. Hay veces que la palabra se nos quiebra en la garganta. Yo amo la sinceridad y aquellas palabras eran las más sinceras de las que yo había escuchado en mi vida.

Esa noche dormimos a orillas del mencionado río. Al día siguiente no desayunamos pues nada teníamos para ello.

 

Después de una marcha de casi todo un día decidimos internarnos por las inmediaciones de la finca de mi tío Ventura Castrellón (zona esta que conozco perfectamente), para buscar verduras en un sitio por mí conocido. Y era el único que portaba armas por lo cual decidí ir a explorar los alrededores. Girón y García quedaron esperando mi regreso escondidos entre el monte. Como media hora después regresé notificando que nada había que temer. Con la seguridad de que tendríamos y con la agudeza del hambre acicateándonos, marchamos por los alrededores de la finca del señor Castrellón. Durante el trayecto, Girón conversaba conmigo, y cosa rara, recordaba con demasiada constancia a su señora madre y a su esposa.

Girón era un buen amigo. La horrenda sangría de mayo nos llevó a conocernos bajo las más tristes condiciones. Y así floreció nuestra amistad. En mi hogar de Santiago se le quería como hermano y hoy su muerte se suma a la de mi hermano, muerto en heroica acción, para embarga de dolor mi acongojado hogar.

Encontrándonos cerca del lugar a donde nos dirigíamos, divisamos una patrulla de la Guardia Nacional, incidente esla que nos obligó a buscar refugio en un monte cercano a la casa del señor Castrellón y de donde obtiene la mencionada familia el agua para sas necesidades diarias, n'ada la cercanía de la guardia que en ese mornenie tomaba posiciones y i o dada trazas de retirarse, optamos por abandonar el lugar por un sitio por mí conocido. Marchábamos el uno detrás del otro. Yo adelante por llevar arma, García a tres pasos aproximadamente y Girón un poco rezagado por tener una pierna lastimada. Eran como las seis del día trágico... En los altos de la quebrada grande me detuve por breves instantes y observe la intrincada maleza que bordea la pendiente a través de la cual serpentea el camino que va hasta el fondo de la quebrada y que luego continúa hacia el banquillo. Momentos 4r~.: había estado en plan de exploración un poco más abajo y como nada notara en eso momentos dedicimos entrar en la hondonada. Un extraño movimiento y el ruido característico que se produce al montar una ametralladora me _atrajo la atención al par que divisaba tren e a mí, entre el monte, a un guardia en traje de campaña que parapetado tras unas rocas y arbustos se acomodaba en posición de tiro. No tuve tiempo de nada mas. Una ráfaga corta brotó a escasos 15 pasos de donde yo estaba, me agujereó el ala de/ eombrero y abaleó a García que en su caída me atropelló. Observé a C41:1n que un poco más atrás trataba de arrastrarse, al menos eso fue lo eue me pareció que hacía. El ángulo de tiro del resto de los guardias I«) 'as permitía disparar sobre los caídos. Solamente yo estaba frente a ellos pero la escasa visibilidad les impedía hacer blanco, sin embargo de a araban hacia donde me encontraba. Du­rante todo el tiempo, segundos pos cierto, el Sargento López (y digo qua el Sargento López, porque fue él a k ,aien yo herí casi a qct,rnarrópa a en7aJi(,:?

 

demás no les disparé por no verlos perfectamente y dada mi necesidad de protegerme del enemigo más cercano), decía que el Sargento López descargaba su arma contra el cuerpo de Girón. Al darse cuenta que yo estaba de rodillas y no precisamente le hice el primer disparo a las manos y que le obligó a soltar la ametralladora. Mi intención no era matarlo, sino la de desarmarlo y apoderarme del arma que portaba. Solamente tuve tiempo de lo primero. Me tiré al monte e hice un segundo disparo que tenía por único objeto el de proteger mi retirada.

Esto es señor Fiscal, lo sucedido en Quebrada Grande del Cuay... Son hechos y pruebas contundentes que demuestran las formas más bestiales que caracterizan a nuesto instituto armado.

La República sangra hoy por todas sus arterias. Se han violentado los caminos de la vida y nuestro tristemente célebre mandatario se anota un triunfo más sobre la desesperanza de los hombres v las juventudes. Mañana un discurso pretenderá cubrir tanta ignominia y mañana será <mil veces inocente»...

Sangre joven ha bañado las faldas de los cerros donde mi niñez ano jugando descalza. Sangre de amigos de lucha y sangre de mi sangre: mi hermano. Yo he quedado en pié. Y juro ante el altar de la Patria continuar con los ideales que fueron nervio y motor de los que ayer se inmolaron en las más altas montañas veraguense y que hoy entran, silenciosos, en el ancho camino de la historia, por la puerta más bella: la revolución.

Que esperen en el silencio de su tumbas, en el alto camino que les hizo más fácil la ascención, con la convicción de que recogeremos junto con el pueblo el estandarte de su heroísmo fértil. Que nos esperen con la seguridad de que haremos de sus hechos y sus nombres enormes hogueras de reivin­dicaciones.

Ese día llegará más pronto de lo que imaginamos. Espérame hermano, Rodrigo, Blanco, Girón y García. Entonces hermanos, conversaré con ustedes para que se sientan satisfechos...

Perdone señor Fiscal si he abusado, perdone si extralimité mi emoción convertida en dolor.

De usted atentamente,

Polidoro Pinzón C.
Por una Patria Nueva.








NOTICIAS SOBRE LAS ACTIVIDADES DE
POLIDORO PINZON

EN DIARIOS DE LA EPOCA



La Hora, Miércoles 16 de marzo de 1960.

Declara Polidoro
 

«La Soldadesca Proyecta Capturar el Poder Cansada de Presidentes de Papel»

 

SANTIAGO. (Corresponsal Belisario Rodríguez) -Por orden del Fiscal Segundo del Circuito en la tarde de ayer fue puesto en libertad definitiva el joven Polidoro Pinzón, una vez que pudo establecer que no existía ningún indicio o prueba en su contra.

 

Después de abandonar la cárcel de Santiago, Polidoro Pinzón declaró a la «HORA» lo siguiente: «Mis ideales revolucionarios se han fortalecido en las cárceles. Esto no es más que en un inicio de represalias y persecuciones que le esperan a la juventudes revolucionarias panameñas». «La soldadesca militarizada, agregó Pinzón, se está proyectando hacia la captura del poder, cansada ya de presidentes de papel». «La lucha en Panamá, dijo Pinzón, es sumamente difícil, porque tenemos que enfrentarnos al ejército yanqui de ocupación y sus filiales de la Guardia Nacional, eso en el aspecto militar; y en el aspecto económico, Panamá es un pala acogotado por el imperialismo norteamericano, secundado por una burguesía mercantilista, que hace más precaria la situación del pueblo panameño, encontrándonos así entre dos frentes poderosos, pero confiamos en Id aurora que presagian las cuatro hogueras que hemos encendido en Cerro Tute.

 







La Nación, Jueves 10 de marzo de 1960

 

En la Macarela e Incomunicado estuvo Pinzón en la Policía Secreta

 

«Es una infamia lo que están haciendo conmigo», dijo a un reportero de La Nación el estudiante Polidoro Pinzón, recientemente detenido por supuestas complicaciones en a^tos terroristas.

 

Polidoro Pinzón dijo, además, que desde que había llegado a Pana má, traído por la Policía Secreta Nacional, los miembros de esta institución lo habían mantenido incomunicado en una «Macarela», sin otra razón que la del deseo de consumar un nuevo atropello.

 

Polidoro aseguró que en Santiago sus amigos estaban trabajando dili­gentemente para poner en claro su situación y demostrar que nada tuvo que ver con la bomba que estalló en manos de un Guardia Nacional. Aseguró que la bomba «era tan castrense como los mismos guardias que la pusieron». Terminó diciendo que el caso de la bomba se había dado por terminado, ya que las declaraciones rendidas hasta ahora habían demostrado su inocencia.

 

Según pudo constatar el reportero de La Nación, Polidoro Pinzón teme que «sus enemigos oficialistas en su incesante persecución, digan que se le había decomisado en el momento de su detención una pistola calibre 45 como se le había dado a entender».

 

Antes de terminar, Polidoro dijo a todos sus amigos que estuvieran alertas ya que temía represalias dentro del cuartel central por razones políticas de todos conocidas.

 






Crítica, 'I
Q de Marzo de 1960

 

Habla Polidoro Pinzón: Vil Infamia lo que se ha hecho conmigo

 

«Lo que han hecho conmigo es una vil infamia y producto de evidentes represalias», declaró de manera exclusiva a CRITICA en el Cuartel Central de la Guardia Nacional, en donde se encuentra detenido como presunto responsable de la explosión de una bomba de fabricación casera en la ciudad de Santiago de Veraguas el joven Polidoro Pinzon. En la entrevista que en un esfuerzo periodístico de CRITICA se hiciera al joven revolucio­nario veraguense, este dijo que «al momento de producirse la explosión me encontraba en la tienda del señor Julio Herrera en compañía de varios amigos».

 

«Yo soy inocente y lo que se ha hecho conmigo es una infamia», terminó diciendo Polidoro Pinzón, quien hoy serátrasladado a la cárcel de Penonomé. Por otra parte, estamos en condiciones de informar que el Lic. Rodrigo Molina se ha hecho cargo de la defensa de Pinzón.

 



DOCUMENTOS ESCRITOS POR POLIDORO PINZON





Chile, 9 de junio de 1959.

 

Señora

 

Cándida Vda. de Pinzón Santiago de Veraguas.

 

Queridísima mamá:

 

Es cierto, mamá, que usted, debe estar bajo una fuerte impresión, pero ahora más que nunca debe recordar que lo peor ha pasado y resignarse por lo anterior.

 

Yo no puedo, en ningún momento, hacerme la idea de un viaje al extranjero. Me anonada salir, sabiendo de antemano que todo queda atrás en la más absoluta descomposición.

 



 

Mamá me duele irme porque se que hago falta. Me necesita el país como soldado y, yo me escapo en los momentos de las responsabilidades.

 

Lejos es nuestro destino. Es como si tomara un pasaje para la luna; es casi el extremo del continente americano.

 

Mamá, me saluda a los compañeros de lucha en Santiago. Abrazos

 

Polidoro.

 





Santiago, 25 de 1958.

A QUIEN CONCIERNA:
 

Mucho se habla de un complot para derrocar al actual régimen. No estoy yo dentro de los planes de los conjurados. No lo estoy, porque todavía creo firmemente en los principios democráticos y en la acción cívica como garante de la Seguridad Nacional. No busco pretextos ni pido perdón. Siempre he estado en contra de la misión nefasta de la Guardia Nacional en mayo. Siempre he repudiado y repudiaré las falsas postur-i.7,7M

 

del Ernestado. Pero, qué me garantiza a mí, mi segurid¿J pc,,rsuial? quién me dice a mí que no saldré de prisión con una «buena dosis de cordura, propinada por medios inhumanos? No estoy dentro de un plan armado, ni lo está mi hermano detenido por el sólo hecho de ser hermano mío y poi acompañarme en muchas ocasiones por las calles de Santiago.

 

Siempre he peleado mis combates con la palabra hablada y escrita. Es desde mi elástica colina tribunicia desde donde describo los más bellos pasajes que le espera al pueblo panameño, y es desde ella que contemplo también, sus más fatídicas noches.

 

Se, de sobra (perdonen la sinceridad) que mi vida es valiosa. Se asin iismo que el pueblo en su dolor horrible busca a tientas satisfacer sus ansias de justicia. He allí mi misión, y creo la cumpliré. ¡Seguiría cumpliéndola aún después de silenciado!

 

Fraternalmente,
POLIDORO

 
 

cortesia de Alcibiciades Alcedo





PROCLAMA DEL COMITÉ PERMANENTE

HOMENAJE A LOS COMBATIENTES DEL CERRO TUTE
NUESTRA PROCLAMA AL PUEBLO PANAMEÑO

Hoy, 3 de abril, se cumple un aniversario mas de la gesta revolucionaria .de Cerro Tute al final de la década de los años 50. Hoy estamos a 44 años del trascendente acontecimiento de la insurrección armada de la juventud panameña, en contra de la oligarquía y el militarismo de la época.

Acontecimiento que por primera vez se produce en el país después de la prepotencia de los gobiernos de turno, opta por el uso de las armas como única salida para que su clamor fuera escuchado. Estudiantes, profesionales, obreros y campesinos se alzan en armas en la cordillera de Veraguas al amparo del Cerro Tute en Santa Fé.

Esta rebelión se basó fundamentalmente en la necesidad de corregir la pésima situación política, económica y social del País. El gobierno de entonces presidido por Ernesto de la Guardia Jr, reprimida violentamente las manifestaciones estudiantiles usando la Guardia Nacional o Política comandada por el Coronel Bolívar Vallarino quien tenia la mácula de haber propiciado con sus gorilas la muerte del estudiante Artesano José Manuel Araúz y causado decenas de heridos cuando los estudiantes se dirigirán a la presidencia para presentar un pliego de peticiones mínimas en 1958.

Otros hechos que cuestionamos y combatimos en esa época fue el creciente armamentismo de la Guardia Nacional en detrimento de necesidades urgentes en los sectores de salud y educación.

También y no menos importante fue el incumplimiento por parte del Presidente De la Guardia y su gobierno a los acuerdos del Pacto de la Colina que se había

 

firmado para evitar una huelga general en el país con los estudiantes atrincherados en los predios de la Universidad Nacional.

La aprobación por parte del gobierno de las Leyes Mordaza y la ley de vagancia para silenciar las voces de protesta y evitar las jornadas en las calles y plazas, fueron ingredientes para el aizarníento; y que decir de la falta absoklta de rectificaciones sociales.

En esta rebelión armada que buscaba justicia y democracia real para el pueblo panameño, sacrificaron su vida cuatro jóvenes revolucionamos e idealistas, en enfrentamientos desigual con efectivos de la guardia nacional comandados por él, en ese momento Capitán Omar Torrijos Herrera. Fueron ellos: Rodrigo Alonso Pinzón, Eduardo Santos Blanco, que murieron el 6 de abril; Rogelio Girón Rivera y Domingo Patrocino barda niño héroe que murieron el día 9 de abrii. Estarnos seguros de que nuestra juventud, sabia honesta de la patria, no dejara que su recuerdo muera.

Ahora bien, la situación económica precavía por la que atraviesa el país en estos años, la absoluta carencia de un órgano Judicial imparcial y honesto, la total falta de seguridad para nuestras vidas y bienes, los bajos salarios, la falta de empleos bien remunerados, ¡a corrupción desenfrenada tanto en el sector público como privado con total impunidad, la persecución a estudiantes, obreros y periodistas, y en fin la caída de los valores morales entre otros, repito; este escenario no es diferente al que encontramos en la década del 40 y los años 50 por lo que hoy adquieren Mena vigencia los ideales y actitudes que alentaron y conformaron la gloriosa gesta del Cerro Tuteo

Compañeros y compañeras hoy podemos identificar entre otros abusos al pueblo panameño por parte del gobierno de turno los siguientes:

  1.  

  1. El obrero panameño devenga un salario mínimo de hambre que no alcanza para pagar ni el arrendamiento de una vivienda digna, ni alimentarse sana y adecuadamente.

El aumento salarial que se le ofrece al obrero panameño, es insignificante, indigno, y violatorio a los derechos humanos por el salario de hambre, basado en la explotación de la fuerza trabajadora.

  1. Las estadísticas de nuestras instituciones y autoridades sobre el nivel de pobreza de la población alcanzan mas dei 50%. De este % el 25% sufre los rigores de la extrema pobreza.

 

    • La venta de los servicios públicos a las transnacionales ha producido un desbaance horrible en ei presupuesto de los hogares panameños, llegándose en muchos casos a tener que prescindir de ellos.

Han aumentado, descaradamente, los rubros de: luz y teléfono, las ganancias millonarias que se obtienen en este lucrativo negocio son escapes de divisa que van a aumentar las riquezas de los países sedes de estas empresas

 

  1. Hay la perenne amenaza y angustia que se privatice el IDAAN, o sea la producción y distribución del agua. Igualmente que se privatice la Caja de Seguro Social, entidad de Salud del Pueblo Panameño.

  2. La eliminación de los aranceles sin darle oportunidad a la empresa y a la Industria panameña para hacer los ajustes del caso, ha traído la destrucción de nuestra industria y en consecuencia, mas desempleo.

  1. La globalización y la introducción de productos extranjeros han destruido, prácticamente, !a industria agropecuaria en Panamá de la cual viven Miles de Familias y el producto extranjero, importado, muchas veces, es de inferior calidad que el producto extranjero importado, muchas veces, es de inferior calidad que el producido en nuestro país, vendido a los mismos precios y hasta mas caros.

  1. El Trabajador del campo emigra hacia la ciudad en busca de mejor futuro y queda anclado en los cinturones de pobreza que se contempla en las afueras y avenidas de la ciudad capital.

  1. La pobreza en Panamá, el hambre, la miseria y el desempleo han traído u crecimiento galopante del índice de criminalidad sobre todo en la niñez panameña donde son alarmantes las cifras de delitos cometidos por menores de edad.

  1. La inseguridad pública y el crimen aumentan.

La respuesta no es una política de Resocialización adecuada del detenido, sino la represión en cárceles con condiciones infrahumanas que se convierten en escuelas y universidades del crimen, donde el detenido traumatizado y estigmatizado sale mas preparado para nuevas acciones delictivas. La respuesta es de carácter demagógica y al inseguridad de la población frente a estos hechos es notoria.

  1. Aparte que solo los pobres son hacinados en celdas infrahumanas, mientras que los ricos no van a las cárceles porque se les favorece con medidas cautelares, sobreseimientos y absoluciones obtenidas bajo todo tipo de ínfluencias.

  2. Panamá, violando su condición de país pacifico y amante de la paz, se ha alineado en guerras estériles como la de Colombia„ participando de un problema que es netamente Colombiano. Se convoca una Reunión de Presidentes en nuestro país que nos inmiscuye en una guerra de impredecibles consecuencias económicas y políticas de la cual no vamos a salir ilesos.

  3. igualmente, Panamá se alinea con la agresión e intervención armada, con potencias belicosas como Estado Unidos, que dotadas del mas alto armamento sofisticado son capaces de destruir, a cualquier país que se le oponga como lo esta haciendo en contra del pueblo de Irak, al cual quieren robarle su petróleo, en nombre de la libertad.

  4. Panamá, ha apoyado y sé a alineado con esta guerra cruel, ilegitima e inmoral, poniendo en peligro nuestra seguridad nacionalidad y violando el concepto de neutralidad que como país de tránsito debemos tener ante el mundo.

El movimiento obrero-estudiantil y campesino sufre una feroz persecución que se nota en agresiones contra los sindicatos, despidos injustificados de trabajadores, salarios de hambre, creaciones de sindicatos amarillos, agresiones en los medios de comunicación bajo el control de mil maneras pro parte del gobierno de turno, reformas laborales, promovidas pro los fallos de la Corte Suprema de Justicia en clara usurpación de funciones del Órgano Legislativo, todas en contra deLtrabajador ya que ninguna ha demostrado que ha servido para disminuir el desempleo, pero que si arrebatan conquistas laborales.

15 Paralelamente, a los estudiantes se les persigue con expulsiones, se les reprime en sus protestas, se les traslada de los colegios y se inventan mil argucias para reprimir el derecho natural del estudiante a luchar por su patria.

  1. En cuanto al campesino, y los pueblos indígenas se les despoja de

sus tierras. Los productos agrícolas, no pueden competir con el desbalance que han creado, al eliminación de aranceles y la protección del producto agrícola frente al agresor económico, auspiciado por el fondo monetario internacional y demás organismos controlados por los países ricos, lo que ha tenido como consecuencia la disminución de la producción agrícola nacional y más pobreza del campesino.

  1. El sistema de educación en Panamá es lamentable, escuelas deterioradas, sin material para que el maestro desarrolle sus labores; no se nombran a tiempo los maestros en los lugares mas apartados del país o hay una súper población de alumnos con insuficiencia de personal docente nombrados, los servicios higiénicos, bancas, tableros y paredes de las escuelas están deterioradas o no existen.

  2. El sistema colectivo de transportes es pésimo y caro, y la amenaza de nuevos aumentos de los pasajes con el obvio encarecimiento de la vida esta latente.

  3. Las creaciones de nuevos impuestos que, generalmente, son aprobados a tambor batiente y en madrugonazos como las Reformas Tributarias, Profundizan más la grave crisis económica y social que vive el pass.

La Reformas Tributarías aprobadas en la Asamblea Legislativa en pocos días, es una burla al pueblo panameño, quién ya no puede ir a cines, restaurantes, salones de belleza y a otros tipos de actividades porque se le ha cargado de impuestos tanto directos como indirectos.

  1. Se nombran comisiones "de notables" de transparencia que hacen recomendaciones y se dictan leyes de transparencia que son meras formas de engaños porque las recomendaciones hechas por los sectores populares no se escuchan y la norma de transparencia no se cumplen.

  2. Es mas, hay presencia de tropas americanas y de espionaje dentro de nuestra república. Esto se hace mediante operaciones encubiertas del programa de nuevos horizontes y caminos realizadas pro reservistas del ejercito que agrediera a nuestro país,

  3. Los grupos indígenas siguen marginados en su propia tierra, sus comarcas amenazadas y !as tierras peligran frente al proceso de la contaminación del ambiente y deforestación ante la mirada impávida de la administración pública.

  4. Por último, podemos indicar que hay una destrucción de la fauna y la flora, contaminación de ríos, playas, envenenamiento del agua de las bahías. En fin, la destrucción del medio ambiente sin que se haga absolutamente nada para defenderlo. Las instituciones creadas para su regulación y protección parecen ser incapaces de cumplir sus funciones.

Compañeros: Son varias las generaciones de estudiantes y panameños en general que no saben a ciencia cierta que fue la gesta armada del Cerro Tute, es más, quizás hoy escuchan por primera vez de ella. Desconocen que hubo un alzamiento armado de jóvenes que fue un aldabonazo al régimen oligárquico militar y explotador divorciado absolutamente de los más caros intereses del país. Por eso la intención de este acto es dar a conocer a las nuevas generaciones un suceso histórico que por razones egoístas y politiqueras nuestros historiadores han querido dejar pasar desapercibidos y por lo tanto no es mencionado en libros de textos de historia. Valga la ocasión del centenario de la República para que este acto valiente y de amor patrio sea reconocido y entre a formar parte de los sucesos que conforman nuestra nación.

En virtud de todo lo aquí expresado hacemos un llamado a la Juventud. Reserva Moral de nuestra patria, para que sigan el ejemplo de los que luchamos y los que murieron repito sus nombres: Rodrigo A. Pinzón, Eduardo Santos Blanco, Humberto Girón R, Domingo P. García y así rescatemos al país de la postración económica, social, política y moral en que se encuentra y le brindemos un futuro de justicia y equidad como lo visualizamos los que luchamos y quienes ofrendaron sus vidas en las faldas del Tute, Cerro Banquillo y la Cañada del Cuay. Sigan la lucha Compañeros.

 

 

 cortesia de Alcibiciades Alcedo



cortesia de Alcibiciades Alcedo
FOTO HISTORICA, RECOGE MOMENTOS DE LA SALIDA DE CA CARCEL DESPUES DEL ALZAMIENTO DEL TUTE SON ELLOS: AURELIO(ali) BONILLA, ALVARO PINZÓN C.,CARLOS(canito) CHANG, CÉSAR MANFREDO Y ROSEMBRE  VALERO.

 


cortesia de Alcibiciades Alcedo


 

 

 

PROHIBIDO OLVIDAR
 
Publicidad
 
REVOLUCIONARIO
 
EL REVOLUCIONARIO NO SOLO
LO DICE, SINO LO VIVE
NO HAY NADA NUEVO DEL IMPERIALISMO
 
LO QUE ESCUCHAMOS AHORA DE
WIKELIAKS NO ES NUEVO
NUESTROS REVOLUCIONARIOS
LO HAN DICHO DECADAS ANTES
EL CAPITALISMO SALVAJE
 
NUESTROS GOBERNANTES SOLO
HABLAN DE DESARROLLO,
CUANTO MAS SUENA
SU CAJA REGISTRADORA
EL PODER CORROMPE
 
QUE CONCIENCIA DE SOLIDARIDAD
PUEDE TENER UN POLITICO CUANDO
SOLO MIRA EL BENEFICIO PERSONAL
ENUNA ALIANZA
 
hoy habia 26766 visitantesaqui nen esta pagina
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
LAS VOZ DEL REVOLUCIONARIO VERAGUENSE